El Gregorio Marañón líder en la reparación con catéter de las fugas de la válvula mitral

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PRESENTADO EN UN ENCUENTRO CON EXPERTOS DE LA CLÍNICA MAYO

El Hospital Gregorio Marañón coordina a profesionales de varios servicios para ofrecer una atención integral y multidisciplinar a los pacientes con problemas en la válvula mitral. Uno de eso tratamientos es el cierre de fuga periprotésica con catéter, con una experiencia líder en España. El hospital ha organizado un encuentro con expertos de la Clínica Mayo, de Estados Unidos, para presentar los últimos avances en tratamientos de válvula mitral.

28 abril 2016

La insuficiencia mitral es un fallo de la válvula mitral, que consiste en que durante la contracción ventricular la sangre, en lugar de progresar hacia la aorta, retrocede de nuevo hacia la aurícula izquierda, lo que provoca insuficiencia cardiaca, que se manifiesta como dificultad para respirar y tolerar el esfuerzo. La insuficiencia mitral es la enfermedad valvular más frecuente, y la segunda causa de cirugía valvular en los países desarrollados. Su prevalencia aumenta con la edad, y suele afectar a pacientes mayores de 65 años.

El aparato valvular mitral es una estructura muy compleja y la alteración de alguno de sus elementos puede originar una insuficiencia mitral. Por tanto, las patologías que afectan a la válvula mitral pueden conllevar una alta complejidad que requiere una atención multidisciplinar como la que ofrece el Hospital Gregorio Marañón y en la que participan cardiólogos, cirujanos cardiacos, radiólogos, hemodinamistas y expertos en imagen cardiaca.

El Hospital Gregorio Marañón acumula gran experiencia en los cierres de fuga periprotésica mediante cateterismo. En algunos pacientes se puede producir una pérdida de la unión entre la prótesis y el tejido cardiaco del paciente originándose de esta forma uno o varios orificios en el perímetro valvular por los que la sangre circula en dirección contraria a su curso natural, lo que ocasiona un mal funcionamiento de la prótesis y puede ocasionar síntomas importantes al paciente.

Algunos de estos pacientes, especialmente los que ya se han sometido a más intervenciones quirúrgicas cardiacas o los que presentan un elevado riesgo quirúrgico, se pueden beneficiar del cierre de estas fugas mediante un cateterismo. El procedimiento consiste en dirigir los catéteres hacia la zona de la fuga e implantar un dispositivo para ocluir o disminuir el tamaño de la fuga. El Hospital Gregorio Marañón ya ha llevado a cabo más de 50 procedimientos de este tipo, y recientemente ha publicado los resultados de esta experiencia, la mayor del país, en la revista Catheterization and Cardiovascular Interventions.

Colaboración internacional

Para abordar los últimos tratamientos para la válvula mitral, el Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón ha organizado un encuentro con expertos de la División de Medicina Cardiovascular de la Clínica Mayo de Estados Unidos. Uno de esos reputados cardiólogos es Bernard Gersh, que ha llevado a cabo importantes ensayos clínicos en pacientes con infarto de miocardio y es experto en miocardiopatía hipertrófica. Junto a él, también ha participado Guy S. Reeder, un reconocido cardiólogo intervencionista con varias líneas de estudio en tratamientos estructurales cardiacos.

Gersh y Reeder han presentado las últimas soluciones para la regurgitación mitral, que es cuando la válvula no cierra correctamente. Aunque tradicionalmente se ha tratado con cirugía, bien para reparar la válvula o bien para implantar una prótesis, en los últimos años han surgido prometedoras terapias alternativas que se pueden administrar con catéter, eliminando así la necesidad de cirugía. La más exitosa hasta la fecha es el “clip mitral”, que consiste en realizar una plicatura de los velos mitrales mediante la implantación de uno o varios clips percutáneos. El Hospital Gregorio Marañón ya ha realizado seis intervenciones de este tipo.

Por su parte, Amir Lerman, también de la Clínica Mayo y experto en fisiología coronaria, ha presentado los últimos avances en la creación de válvulas bioartificiales personalizadas basadas en el desarrollo celular. En el apartado de terapia celular, el Hospital Gregorio Marañón mantiene una línea de colaboración con la Clínica Mayo y otros centros estadounidenses para llevar a cabo el proyecto SABIO, que consiste en un ambicioso programa de desarrollo de tejidos y órganos bioartificiales para su uso en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. El proyecto SABIO está basado en la actividad del Laboratorio de Órganos Bioartificiales del Hospital Gregorio Marañón.