Payasos terapéuticos de Saniclown visitan a niños ingresados en el Infanta Leonor

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

TODOS LOS MIÉRCOLES POR LA MAÑANA

La Asociación Saniclown y el Hospital Universitario Infanta Leonor han firmado un convenio de colaboración para que todos los miércoles los niños ingresados en el Hospital reciban la visita de los payasos terapéuticos. Son profesionales de la Medicina, el Arte, la Educación o la Psicología que se han formado en la técnica del clown orientada al abordaje y acompañamiento de pacientes ingresados.

14 abril 2016

El objetivo es que las intervenciones de los clowns ayuden a manejar mejor el problema de salud y la situación de ingreso en un centro hospitalario, sublimando sus temores a través de técnicas de humor, poéticas y artísticas en general. Acudirán todos los miércoles de 10.00 a 14.00 horas. La jornada de las visitan comienza con una reunión con el personal sanitario de Pediatría, que les va explicando la situación física y emocional en la que se encuentra cada pequeño paciente.

A las 11 de la mañana comienzan propiamente las visitas de los dos payasos. Se hacen de forma individual porque “cada paciente requiere una atención y una terapia concreta: desde bajos estados de ánimo hasta situaciones de ansiedad que adaptamos a cada caso -explican desde esta asociación y ponen un ejemplo- si un niño presenta una situación de tristeza extrema construímos para él un mundo de fantasía en el que él se perfila como un héroe y en el que sólo proponemos cosas bellas”. Sara se ha convertido en la “princesa de las pompas” y Nico, en un domador de salvajes animales de los que se ha hecho muy amigo.

Pero el trabajo de estos payasos pasa también por ayudar a liberar tensiones a los familiares y de todos aquellos implicados en el proceso de curación. Se trata de reducir el impacto emocional de los tratamientos y de proporcionarles un momento de distensión y esparcimiento que impulse la mejora de su bienestar para minimizar, en la medida de lo posible el coste psicológico que conlleva la estancia de un menor en un centro sanitario. Por eso, siempre junto a la pareja va un ayudante terapéutico: una persona formada en Psicología y que se encarga de atender, por ejemplo, un posible derrumbamiento de la familia mientras se produce la sesión debido a la presión que acumulan.

“Para cualquier padre es duro enfrentarse a una enfermedad de un hijo -comenta Pedro, padre de un paciente-, y si ya hablamos de algún tipo de enfermedades con sesiones de quimio o radio, os podéis imaginar. Si el día en un hospital, además, se hace eterno para un adulto... imaginaos para un niño”.

Colaboración con los profesionales sanitarios

Por último, se pretende apoyar al personal sanitario en su tarea empleando para ello recursos de carácter humorístico-terapéutico y trasladando la idea de que los médicos, enfermeros y auxiliares son amigos que les ayudan. Por eso, tras las dos horas que dura la sesión, se realiza una nueva en la que se evalúa el trabajo hecho y se ofrece al personal sanitario recursos y técnicas que pueden incorporar en su trabajo diario.

La directora gerente del Hospital Universitario Infanta Leonor, Carmen Pantoja Zarza,  destaca la buena acogida de esta iniciativa por parte de los pacientes y lo profesionales y ha dado las gracias a los miembros de la Asociación Saniclown por su labor: "Una tarea -ha explicado- que avanza en la línea estratégica de humanización de la atención sanitaria. Línea en la que el Hospital Universitario Infanta Leonor tiene puesto especial empeño".

Esta asociación visita también, semanalmente, a los niños ingresados en el Hospital Niño Jesús de Madrid y a los pacientes del Área de Psiquiatría de Adolescentes del Hospital Gregorio Marañón. Saniclown es una asociación de carácter nacional de Clowns para la Sanidad, sin ánimo de lucro y declarada de utilidad pública, que nació en el año 2005 con el fin de mejorar la salud emocional de las personas ingresadas en un centro sanitario, sus familias y los profesionales sanitarios.