La Paz colabora con Disney y Ferran Adrià en un proyecto de alimentación saludable

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

LOS NIÑOS PREPARAN UN PLATO SALUDABLE CON EL CHEF Y MICKEY

Los niños ingresados en el Hospital La Paz han contado con la visita especial de Mickey y el cocinero Ferrán Adriá con los que han elaborado una receta incluida en el proyecto Te cuento en la Cocina de Disney. El objetivo es fomentar un estilo de vida saludable entre los pequeños de la casa y la colaboración entre padres e hijos a la hora de cocinar. La Unidad de Nutrición del hospital madrileño ha colaborado con el asesoramiento nutricional.

13 abril 2016

El Hospital Universitario La Paz ha colaborado junto con el chef Ferrán Adriá en el proyecto de Disney Te cuento en la cocina, enmarcado dentro de la campaña "Juntos por una vida sana". Se trata de un proyecto multiplataforma que pretende proporcionar un encuentro entre padres e hijos para cocinar recetas saludables y fomentar un estilo de vida sana de una manera lúdica y divertida. Como parte del lanzamiento de este proyecto, el reconocido cocinero ha preparado con los niños ingresados en La Paz una de las recetas: los rollitos Hakuna matata.

El asesoramiento nutricional ha sido imprescindible para la realización de este proyecto por su vocación formativa y divulgadora. En este sentido, la jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital La Paz, la doctora Carmen Gómez Candela, ha elaborado propuestas de menús semanales sanos y equilibrados de acuerdo con el objetivo común de mejorar la salud en la población en general y especialmente en la infantil. Asimismo, ha participado directamente en la elaboración de los mensajes relacionados con la alimentación y los hábitos de vida saludables.

Decálogo para pequeños y mayores

Entre estos mensajes, que se han tenido en cuenta en el encuentro entre Ferrán Adría y los niños, destacan de manera general el fomentar el equilibrio nutricional, apoyando un patrón de ingesta organizado que contenga al menos cuatro comidas al día y otorgándole una especial importancia al desayuno. Otros de los elementos básicos en este concepto de alimentación equilibrada son, por un lado el tamaño de las raciones, que deben ser suficientes pero nunca excesivas, y la variedad en el consumo de alimentos, que sean sin aditivos y utilizando el azúcar como principal agente edulcorante.

Los expertos destacan la gran importancia de que en la alimentación de los más pequeños se tenga en cuenta no añadir azúcar, sal o grasas en los alimentos que no lo precisen. Es mejor optar por alimentos elaborados con la menor densidad energética posible, respetendo siempre sus características y su sabor, como escoger los granos de cereales enteros y por tanto alimentos integrales. También deben proponerse a los niños alternativas más saludables, variadas y divertidas para los desayunos y meriendas.

En cuanto al tipo de alimentos, es aconsejable buscar formas atractivas de promocionar el consumo de frutas, hortalizas y verduras, así como de legumbres y pescado, haciéndolos más agradables. El consumo de fruta y productos lácteos no debe limitarse y se procurará el consumo de zumos naturales. Además, no solo en el caso de los niños sino también de la población general hay que buscar la forma de consumir menos sal en una amplia variedad de alimentos. Y siempre que sea posible se sustituirá la grasa saturada por poliinsaturada y mono-insaturada, como el aceite de oliva.