Los forenses analizan en el Clínico el nuevo baremo de daños por accidentes de tráfico

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PRÓXIMAS EDICIONES DEL CURSO EL 27 DE ABRIL Y EL 15 DE JUNIO

Con la aprobación del Real Decreto 35/2015 de 22 de septiembre ha cambiado el baremo que utilizan los médicos forenses para valorar los daños por accidentes de tráfico. Ante estas novedades el Servicio de Medicina Legal del Hospital Clínico San Carlos ha organizado un taller práctico y convoca dos nuevas ediciones el 27 de abril y 15 de junio.

11 abril 2016

Esta cita formativa se caracteriza por su abordaje eminentemente práctico con distintos ejemplos que se complican según transcurre el taller. Se ha editado un manual que cuenta además con una calculadora específica que permite elaborar de forma intuitiva todos los importes de forma estructurada a cuyo acceso tendrán todos los asistentes.

La nueva norma, perceptiva en el ámbito de los accidentes de tráfico y orientativa en los juicios por malas praxis sanitarias, parte del principio de la reparación integral del daño. La ley establece una cantidad enorme de tablas que recogen las cifras para dar con la cantidad final que resarza el daño. Estas cantidades se pueden dividir en dos: los daños objeto de valoración (muerte, secuelas o lesiones temporales) y los perjuicios indemnizables (el personal básico, el particular y el patrimonial).

Novedades: Indemnización confluyente y la figura del allegado

La nueva norma deja gran campo a la interpretación y la aplicación que queda en manos de los médicos forenses. Entre las principales novedades destacan que los perjudicados por el fallecimiento de una persona en accidente de tráfico pueden reclamar una indemnización de manera confluyente y no excluyente. Es decir, un abuelo puede reclamar por el fallecimiento de un hijo al tiempo que lo hace el propio nieto. Por otra parte, aparece la figura del 'allegado' que es una persona que tenía relación con el fallecido, demostrando o bien una convivencia de 5 años, una especial cercanía o afectividad, sin ser su pareja de hecho.

El doctor Andrés Santiago, jefe de Servicio de Medicina Legal del Hospital Clínico San Carlos ha destacado la necesidad de que el médico forense y valorador conozca y sepa aplicar el baremo personalmente. Es decir, no se debe dar por bueno el cálculo que haga la compañía aseguradora.