El Hospital Ramón y Cajal ha atendido a más de 10.000 menores diabéticos

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

SÁNCHEZ MARTOS VISITA EL HOSPITAL

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha visitado la Unidad de Endocrinología y Diabetes Pediátrica del Hospital Ramón y Cajal con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud. El objetivo de la visita es conocer esta Unidad que cuenta con un Aula de Educación Diabetológica y que ha atendido a más de 10.000 pacientes desde 1977. Trata aproximadamente a 400 pacientes pediátricos al año, de los cuales entre 40 y 50 son nuevos.

06 abril 2016

La diabetes es una enfermedad crónica, que padecen en la Comunidad de Madrid en torno a 2.800 menores de edad, y requiere un autocuidado las 24 horas del día. La atención diabetológica de los pacientes pediátricos con diabetes debe tener, al menos, dos objetivos: mejorar el control metabólico y ayudar al paciente y a la familia a convivir con la enfermedad, lo que hace necesaria la existencia de equipos de profesionales especializados en esta materia, que es precisamente lo que ha conseguido la unidad que dirige la doctora Barrio.

La educación terapéutica trata de mejorar la calidad de vida y el bienestar social de los pacientes. En el caso de la diabetes, la educación terapéutica constituye un proceso continuado e integrado dirigido a ayudar a los niños y jóvenes a cooperar en la mejoría de su calidad de vida.

Además, a través de la educación terapéutica, también se forma al paciente y a su entorno en la prevención de complicaciones asociadas a la diabetes. De hecho, la educación tiene un poderoso impacto sobre indicadores clínicos que disminuyen la mortalidad y la morbilidad, igual que tienen un beneficio sobre los servicios sanitarios al disminuir los costes de los mismos. Como en tantos otros aspectos, el invertir en educación y prevención, y no únicamente en el tratamiento de complicaciones evitables, aporta un alto valor a la salud de los pacientes.

Asimismo, está acreditada como Unidad de Excelencia por su programa educativo para pacientes en los que se ha indicado terapia con bombas de insulina -la primera en España-, que suponen un 30% del total, y además, cuenta con certificado de Buenas Prácticas otorgado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Está integrada en el Servicio de Pediatría del hospital dirigido por la doctora García Cuartero. Los talleres cuentan además de personal facultativo y profesionales de Enfermería  con el apoyo de una psicóloga clínica.