Nuevo curso sobre patología oftalmológica pediátrica en el Hospital Niño Jesús

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PARA MEJORAR Y APRENDER JUNTO AL PEDIATRA DE ATENCIÓN PRIMARIA

Intensificar la coordinación con Atención Primaria es uno de los objetivos  generales de muchos cursos organizados desde el Hospital Universitario Niño Jesús. Tras el éxito de la primera edición de uno de ellos, centrado en oftalmología, se ha repetido con una excelente acogida entre los pediatras . En el curso, además de repasar las patologías más frecuentes, se han presentado las actualizaciones de los tratamientos.

04 abril 2016

Consultar directa y personalmente, en ambas direcciones, repasar  y actualizar tanto abordajes clínicos como asuntos administrativos  y en muchos casos “ponerse cara” y conseguir tal confianza que ante cualquier duda puedan agilizar las gestiones con mayor rapidez. Estas son algunas las ventajas de este tipo de encuentros profesionales que acoge el Hospital Niño Jesús. La colaboración entre los pediatras de centros de salud y oftalmólgos de este hospital pediátrico, en ambos especialistas, es fundamental para un diagnóstico y tratamiento precoz. 

La exploración básica en oftalmología forma parte de las actividades rutinarias que los pediatras realizan en las consultas, para que precozmente, y ante alguna anomalía de la función visual, se pueda valorar la derivación del paciente al oftalmólogo pediátrico. Por esta razón,  el II Curso teórico práctico de Oftalmología para Pediatras, organizado por el equipo del Servicio de Oftalmología del Hospital Niño Jesús, ha abordado , inlcuendo talleres prácticos,  las situaciones más frecuentes de los niños con alteraciones visuales.

Durante las presentaciones, también se expuso la actualización de las últimas novedades en los tratamientos médicos de patologías complejas y poco frecuentes como las cataratas o las más  frecuentes en la infancia como los orzuelos, utilizando una máscara térmica de uso ocular,

Ambliopía y estrabismo en  pediatría

Según ha expuesto el director del curso y Jefe de Servicio del Hospital, el doctor Diego Puertas, la detección de la ambliopía es clave en las revisiones pediátricas, y suele realizarse en torno a los tres años. Entre los dos meses y los ocho años de edad, se sitúa el llamado periodo sensible, cuando existe una alta plasticidad cerebral y su sistema visual aún es inmaduro,y el tratamiento adecuado en esta etapa es fundamental para lograr una recuperación de su déficit de visión.

La ambliopía y el estrabismo constituyen, junto con los defectos de refracción, la patología oftálmica más frecuente en la infancia (presente en un 4 por 100 de la población preescolar). Inicialmente se basa en el tratamiento médico con corrección óptica y penalizaciones, pero en aquellos estrabismos que lo precisen,  también es necesaria la inyección de toxina botulínica y/o tratamiento quirúrgico de sus trastornos de motilidad y visión binocular. 

Uno de los principales problemas que plantea el estrabismo es la reducción de la visión del ojo desviado (ambliopía u ojo vago), el cerebro ignora las imágenes provenientes del ojo desviado con lo que existe una pérdida de la función binocular y alteración en la visión tridimensional, así como el aspecto estético desfavorable.