Cardiólogos Electrofisiólogos del Puerta de Hierro implantan un marcapasos sin cables

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

POR PRIMERA VEZ EN ESTE CENTRO SANITARIO

Cardiólogos Electrofisiólogos del Hospital Puerta de Hierro han implantado, por primera vez en este centro sanitario, un marcapasos sin cables. Los marcapasos tradicionales cuentan con varios cables, mientras que el nuevo dispositivo no tiene cables, va todo integrado y se coloca en la punta del ventrículo derecho, permitiendo sustituir a un marcapasos monocameral.

27 enero 2016

Las principales ventajas de este nuevo dispositivo son que presenta un menor riesgo de disfunción asociada al electrodo (desplazamiento, rotura, etc) y un porcentaje menor de infecciones. Estas conclusiones han quedado reflejadas en un estudio publicado en la revista New England tras el análisis de 300 pacientes a los que se les había implantado un dispositivo de estas características.

Actualmente, el marcapasos sin cables está indicado para un determinado tipo de pacientes: pacientes con infecciones previas, con problemas en las válvulas o que no tengan accesos vasculares. Se implantan a través de un catéter y la intervención dura menos de una hora.

En la línea de miniaturización de los dispositivos, el nuevo marcapasos sin cables ofrece, en un dispositivo de 25 milímetros y menos de dos gramos de peso, las mismas funcionalidades que un marcapasos monocameral convencional, eliminando los potenciales riesgos y complicaciones asociados a la presencia del electrodo.

Un marcapasos artificial es un dispositivo electrónico diseñado para producir impulsos eléctricos con el objeto de estimular el corazón cuando falla la generación de impulsos y su conducción fisiológica o normal.

A la vanguardia en el uso de las nuevas tecnologías
Los profesionales que integran la Unidad de Electrofisiología y Arritmias del Hospital Puerta de Hierro sitúan a este hospital a la vanguardia del uso de nuevas tecnologías que mejoran la asistencia de sus pacientes. De hecho, en el año 2014 fueron uno de los primeros hospitales de España en implantar un dispositivo de monitorización cardiaca Reveal LinQ -holter insertable- que es el más pequeño disponible en la actualidad.

Se trata de un tipo de dispositivo un 80% más pequeño que otros, sin cables y de aproximadamente un tercio del tamaño de una pila normal y que proporciona monitorización a largo plazo, durante más de tres años y con un 20% más de memoria que los holter predecesores, para ayudar a los facultativos a monitorizar el ritmo cardíaco y diagnosticar diferentes arritmias.