Los niños hospitalizados en el 12 de Octubre celebran la Navidad con música y baile

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

EFECTO PASILLO COMPONE UNA CANCIÓN ESPECIAL PARA EL HOSPITAL

El Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid ha celebrado la Navidad con su tradicional Fiesta Infantil que todos los años llena de alegría y diversión el salón de actos de la Residencia General de este centro sanitario. Así, los niños que permanecen hospitalizados estos días y los que son atendidos en consultas y hospitales de día olvidan por unas horas su enfermedad y disfrutan de bailes, magia y actuaciones musicales.

30 diciembre 2015

Como en ocasiones anteriores, la presentación del Festival corrió a cargo de Tony Aguilar, presentador de 40TV y del 40 al 1 en la emisora de radio de los 40 Principales. Manu Carrasco y Antonio Orozco, que no pudieron asistir a la cita, enviaron un vídeo para felicitar las fiestas navideñas, y en su lugar actuaron Manu Deffer, con su éxito del verano No es un Cuento, Electric Nana, telonera de Alejandro Sanz en su gira de conciertos por España, las coreografías de la Escuela de Baile Terpsicore y Raúl Charlo, que con una divertida canción enseñó el nombre de los dedos de la mano a los más pequeños.

La Fiesta Infantil de Navidad es organizada por la Subcomisión del Materno-Infantil, dependiente del Comité de Calidad Percibida y encargada de las actividades lúdicas destinadas al entretenimiento de los más pequeños. Forman parte de ella profesionales del Hospital Materno-Infantil y del Aula Escolar del Centro, junto a organizaciones no gubernamentales -como Asociación Española contra el Cáncer y Cáritas-, entre otros.

Canción especial de Efecto Pasillo
Efecto Pasillo, grupo musical que ha participado en las últimas tres ediciones del Festival, ha compuesto una canción exclusiva para los profesionales de la Subcomisión del Materno-Infantil del Hospital 12 de Octubre, titulada Todo nos sabe mejor. Se trata de una receta mágica, en la que los ingredientes principales son 200 gramos de ilusión, un vaso lleno de esperanza y convicción, y una dosis de confianza, todo ello mezclado con imaginación para solucionar los problemas.