El Hospital Niño Jesús incorpora un curso sobre la comunicación de malas noticias

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

SE IMPARTE EN EL CENTRO DE SIMULACIÓN DE ESTE HOSPITAL PEDIÁTRICO

El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús ha acogido la primera edición del curso  ”Cómo dar malas noticias. El Arte de Comunicar”. Está organizado bajo el prinpcio de que la comunicación es la base de la relación de confianza entre el médico y el paciente: solo así, con una comunicación efectiva y afectiva puede establecerse una buena relación terapeútica.

17 diciembre 2015

Facilitar la adhesión al tratamiento, mejorar la calidad de vida del paciente y de su familia, y disminuir las reclamaciones y las denuncias por insatisfacción en el servicio asistencial son tres de las consecuencias directas de una buena comunicación. Lo que comúnmente se conoce como “ciencias blandas” se incorpora cada vez con más frecuencia a los programas de formación sanitarios. Tras el éxito de esta primera, el Hospital Niño Jesús pondrá en marcha nuevas ediciones. Siempre en pequeños grupos, con simulación de casos, e impartidas por profesionales con formación específica y experiencia clínica.  

El curso se organiza con dos objetivos, proporcionar el conocimiento del marco legislativo y ético en estos aspectos y ofrecer un entrenamiento práctico en comunicación de malas noticias. Partiendo de casos concretos propuestos por los mismos pediatras de las áreas de intensivos, urgencias, paliativos y onco-hematología se han desarrollado, en pequeño grupos, ejercicios de role-playing en los que se ha enfrentan situaciones de alto impacto emocional.

En el Centro de Simulación del Hospital Niño Jesús, los alumnos han podido no sólo enfrentarse a casos basados en la realidad, sino también escenificarlos  en espacios que parecen zonas o habitaciones de urgencias o intensivos. Además, por el sistema de grabación audiovisual del que dispone este centro ha sido posible reforzar la parte de revisión y análisis, permitiendo mayor observación y capacidad de corrección, tanto desde el punto de vista verbal como  no verbal.

“La comunicación de una mala noticia para un médico es siempre una situación difícil, muy incómoda y que puede hacer sufrir y/o provocar mucho estrés al profesional. –explica Carola del Rincón, psicóloga de la Unidad de cuidados Paliativos del Hospital-. Disponer de una serie de habilidades que permitan manejar la situación desde el punto de vista de comunicación y de gestión de sentimientos es clave para todos”.

Ventajas y necesidad para todos,  profesionales y pacientes
Con este entrenamiento basado en experiencias real se pretende que el profesional gane en  seguridad, tranquilidad y control de emociones; “al sentirse entrenado con habilidades para manejar la situación, el profesional se centra en comunicar a la familia y en informar y de esta forma- explica Carola del Rincón- y se consigue mayor empatía y una comunicación mucho más efectiva, a pesar de comunicar una mala noticia.”

En una comunicación efectiva-afectiva, las familias se sienten acompañadas y entendidas, pueden manifestar sus emociones  no les da vergüenza y pueden expresar lo que sienten y consultar sus dudas. Y el médico informa con empatía, como transmisor,  sin sentirse culpable, ni temeroso, dedicándole tiempo y tranquilidad a la familia y transmitiéndoles  la sensación de estar en un buen lugar, bien atendidos. “El proceso no es fácil, -explica del Rincón-  identificar los miedos y las dificultades, conocer nuestras  habilidades, potenciarlas, desarrollar nuevas y fortalecer las aptitudes mejorarán todos los aspectos de la comunicación, y por lo tanto, sus resultados".

Durante el curso, se aprende mucho y rápidamente también de otros, de determinados patrones que mejoran la comunicación y la relación médico-familia. Como siempre en estos cursos, esta parte se completa con el análisis de la “actuación” de uno mismo y con la expresión de los sentimientos que estas situaciones provocan. De esta forma tan global, con tantos aspectos, se mejora, se corrigen y se eliminan muchas conductas y se comparten y se liberan mucha presión y muchos miedos”