El Hospital de La Princesa realiza espirometrías para medir la función pulmonar

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

EN EL DÍA MUNDIAL DE LA EPOC

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa en colaboración con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) con motivo del Día Mundial de la EPOC que se celebra el 18 de noviembre ha ofrecido  a las personas que lo han deseado, durante esta jornada en el vestíbulo del centro a partir de las 9,30 hasta las 12,30 horas, la realización de espirometrías con el fin de medir la función pulmonar y detectar síntomas precoces de esta enfermedad.

18 noviembre 2015

Por otra parte y a partir de las 13 horas ha convocado  a pacientes y cuidadores a un Aula Respira para celebrar juntos el Día Mundial de la EPOC con una sesión formativa y participativa elaborada por SeparPacientes con la colaboración de Boehringer Ingelheim.

Mejor calidad de vida gracias al ejercicio
La sesión, dirigida por el servicio de Neumología,  está especialmente pensada para dar la palabra y el protagonismo a los pacientes y sus cuidadores, y que puedan expresar, sin el encorsetamiento de la consulta médica, lo que realmente les preocupa de su enfermedad, sus dudas y miedos, y escuchar las vivencias de otros enfermos y cuidadores que pasan por un proceso similar. Igualmente se pretende sensibilizarlos de la importancia de la actividad física, una de las principales medidas no farmacológicas que junto al abandono del tabaco y una dieta saludable ayudan a hacer frente a esta enfermedad.

De esta manera el Hospital Universitario de La Princesa se une a otros 15 hospitales españoles para celebrar de forma conjunta y simultánea una sesión Aula Respira sobre EPOC y ejercicio físico. Los pacientes con EPOC pierden paulatinamente calidad de vida. La sensación de ahogo o disnea, que es uno de los signos más visibles de la enfermedad, hace que poco a poco se  abandone la actividad física hacia una vida totalmente sedentaria. Sin embargo, la práctica del ejercicio aunque sea de un modo leve o moderado, incrementa el consumo de oxígeno, retrasa el declive de la función pulmonar y mejora el estado de salud general del paciente.