El Ramón y Cajal sensibilizado con enfermedades cerebrovasculares

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

SE HAN REALIZADO MÁS DE 800 PRUEBAS DE PREVENCIÓN

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Ictus, el Servicio de Neurología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, dirigido por el Dr. Jaime Masjuán, ha puesto en marcha por cuarto año consecutivo un punto informativo y pruebas de prevención de ictus, como el control de la presión arterial y glucemia y eco-doppler carótidas dirigido a los pacientes, familiares y profesionales en la antesala del salón del actos.

30 octubre 2015

El objetivo de esta iniciativa, ha sido dar a conocer la importancia de las labores preventivas, aprender a identificar las señales de aviso de un posible ictus y saber cómo actuar para evitarlo. Varios profesionales del Servicio de Neurología -neurólogos y enfermeras- han colaborado activamente en esta iniciativa realizando diferentes pruebas preventivas del ictus, como el control de presión arterial y glucemia y eco- doppler por las que pasaron cerca de 300 personas a lo largo de la jornada.

Unidad de Ictus
El ictus es la primera causa de mortalidad en la mujer, y la tercera global en España. El Hospital Universitario Ramón y Cajal, creó el 2 de octubre de 2006 la Unidad de Ictus, coordinada por el Dr. Jaime Masjuán, jefe de Servicio de Neurología del Hospital Universitario Ramón y Cajal. La Unidad situada cuenta con cuatro camas de agudos, por ellas han pasado más de 5000 pacientes -600 cada año- en los que permanecen los dos primeros días pasando a la planta de neurología donde continúan su recuperación y son atendidos por personal especializado en la patología.

En 2009, las enfermeras de la Unidad de Ictus, obtuvieron el Premio SEDENE con su curso Formador de Cuidadores de pacientes de Ictus, en el que demostraron la necesidad de crear espacios formales donde pueden dirigirse cuidadores de pacientes con Ictus, incluso los pacientes que hayan sufrido uno para informarse o para formarse.

Código Ictus
Acudir a los servicios de urgencias en los primeros 60 minutos ante síntomas como problemas de compresión, desviación en la boca, pérdida de fuerza, torpeza motora o dificultades de coordinación, puede salvar la vida de un paciente en caso de un accidente cerebrovascular y poder reducir las secuelas posteriores. Es entonces cuando las unidades de ictus actúan a contrarreloj para administrar al enfermo el tratamiento adecuado, ya que su efectividad se reduce a medida que pasa el tiempo.

La Comunidad de Madrid cuenta con un Plan de Ictus que se activa –código ictus- cuando los servicios de urgencias extrahospitalarias detectan un caso de este tipo, se encargan de dar aviso al centro correspondiente y el neurólogo de guardia esperará al paciente en urgencias para poder ganar tiempo, según los neurólogos “el tiempo es cerebro”. Dentro de las seis primeras horas se les puede aplicar un tratamiento para disolver o bien extraer el trombo por lo que el porcentaje de que no le quede secuelas al paciente es muy alto.

En la Comunidad de Madrid se producen unos 11.000 nuevos casos de ictus cada año, según datos que maneja la SEN –Sociedad Española de Neurología- y actualmente dispone de nueve unidades de ictus en funcionamiento con un total de 40 camas. El hospital participa en un sistema pionero de atención urgente al ictus mediante el tratamiento endovascular formado por los servicios de Anestesiología, Radiología, Neurología y Neurocirugía en colaboración con los Hospitales Universitarios de La Paz y La Princesa.

En los últimos años se registra una tendencia a la baja en la mortalidad y en el grado de discapacidad gracias a los trabajos de prevención, detección precoz y mejora de la atención neurológica especializada hospitalaria.