El Hospital Gregorio Marañón organiza un taller de musicoterapia en Geriatría

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

DISMINUYE EL USO DE ANALGÉSICOS Y LA INTENSIDAD DEL DOLOR

La Unidad de Agudos del Servicio de Geriatría del Hospital Gregorio Marañón ha organizado durante diez días unos talleres de musicoterapia para sus pacientes. Los ensayos clínicos revelan que la música disminuye la necesidad de analgésicos y la intensidad del dolor. Junto a ello se busca potenciar otros aspectos cognitivos de las personas mayores y la humanización de su estancia hospitalaria.

24 julio 2015

Durante los últimos diez días del mes de julio se llevará a cabo el proyecto pionero “A ritmos agigantados” donde los mayores hospitalizados  del Servicio de Geriatría del Hospital Gregorio Marañón  junto a sus familias serán los protagonistas de estas sesiones musicales.

El proyecto está compuesto de diez sesiones de una hora cada una, todos los días en turno de mañana de 12:00 a 13:00 horas. Podrán beneficiarse de manera gratuita todos aquellos pacientes ingresados en la planta y los familiares que lo deseen, se trabajarán aspectos relevantes entre los que destacan la música como experiencia en relación con los demás y un trabajo auditivo y emocional individual y colectivo.

Con este programa se pretende un trabajo conjunto de los ámbitos de la Psicología y la música cuyos beneficios repercuten directamente en los pacientes. El proyecto cuenta con el apoyo de la Obra Social La Caixa.

Esther Ocaña, psicóloga del Servicio de Geriatría, ha promovido este proyecto innovador realizado con la intención de mimar a las personas mayores, donde uno de los objetivos es potenciar aspectos cognitivos de estos pacientes, tales como la memoria, atención o el lenguaje facilitando la conexión con antiguas vivencias personales.

Cuenta con la colaboración de dos músicos: Irene Novoa (voz) y Amaia Izarzugaza (piano), que a ritmo de viento, cuerda y percusión, intentan deleitar cada mañana a los pacientes con los sonidos del ayer, que los mayores reconozcan y se sientan motivados a participar.