Nueva técnica del Marañón eficaz en el tratamiento de pérdidas de orina en niños

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PREMIADA POR LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CIRUGÍA PEDIÁTRICA

Una nueva técnica laparoasistida utilizada en el tratamiento de uréter ectópico en niños por la Sección de Urología del Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Gregorio Marañón, logra resultados definitivos en el abordaje de esta patología que afecta a uno de cada 2.000 recién nacidos y que produce infecciones e incontinencia urinaria.

06 julio 2015

El trabajo: “Ureteroureterostomía videoasistida por uréter ectópico en los niños” realizado por Alberto Parente Hernández, médico adjunto del Servicio de Cirugía Pediátrica, ha sido premiado como mejor comunicación en formato de vídeo en el 54º Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Pediátrica, celebrado recientemente en Alicante.

El objetivo del trabajo ha sido describir una alternativa técnica laparoasistida para el tratamiento de uréteres ectópicos en riñones duplicados que desembocan en vagina, y que producen incontinencia urinaria continua durante toda la vida. “Son niñas que gotean constantemente, nunca están secas, lo que dificulta su vida cotidiana. El tratamiento permite realizar un abordaje minimamente invasivo, con menos cicatrices, menos dolor postoperatorio y menos secuelas”, ha señalado Alberto Parente de la Sección de Urología del Gregorio Marañón.

Los uréteres ectópicos son aquellos que desembocan fuera de su localización habitual en la vejiga, pero en algunos casos pueden encontrarse fuera de ella. Esta patología congénita afecta a ambos sexos pero es más frecuente en las niñas en donde el conducto de la orina se desvía hacia la vagina lo que ocasiona perdidas constantes de orina llegando incluso a una dilatación del uréter si la desembocadura es estrecha.

Eficaz desde el primer día
El Hospital Gregorio Marañón es el primer centro en la Comunidad de Madrid que utiliza este método que logra resultados definitivos conservando la función del riñón y que ha demostrado su eficacia desde el primer día tras la intervención.

Se suele realizar a niñas entre los 4 y 6 años, cuando se observa que, tras la retirada del pañal, escapes de orina diurnos y nocturnos en forma de gotas. Tras la realización de una adecuada historia clínica y una cistoscopia exploradora, con la intervención de esta técnica laparoasistida desaparece completamente la incontinencia.