Hospital sin Humo

  • El Hospital Universitario del Sureste está integrado en la red Hospital sin Humo de la Comunidad de Madrid. Por ello, y según la legislación vigente, está prohibido fumar y utilizar cigarrillos electrónicos en todas las instalaciones de nuestro hospital, accesos exteriores inclusive.

     

    La Red de Hospitales Sin Humo (HsH) de la Comunidad de Madrid lleva a cabo políticas activas contra el consumo de tabaco y a favor de los espacios libres de humo. De este modo, y para cumplir las directrices que dicha Red HsH nos marca anualmente, el HUS contempla como objetivo la prevención y el control del tabaquismo, siguiendo las directrices del Convenio Marco para el Control del Tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud.

     

    El control del tabaquismo es una labor y un compromiso que nos afecta a todos, habida cuenta además de que, por el hecho de llevar a cabo nuestra actividad profesional en un centro sanitario, ejercemos un papel ejemplar para el resto de la población, con independencia del estamento al que pertenezcamos.

     

    Por estos motivos es esencial que todos adoptemos una posición clara para respetar y hacer respetar la norma que protege los espacios sin humo y que prohíbe fumar y utilizar cigarrillos electrónicos en los centros sanitarios (Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco (modificada por la Ley 42/2010, de 30 de diciembre y Ley 3/2014, de 27 de marzo)).

     

Cambiamos humo por burbujas de aire

Fomentamos políticas de prevención dirigidas a jóvenes y niños

  • En el Hospital Universitario del Sureste creemos, sobre todo, en la prevención. Aparte de las campañas que intentan promover la deshabituación tabáquica, queremos que nuestros mensajes se dirijan a los jóvenes que son los más expuestos a las campañas y actitudes proclives al tabaquismo, y a los niños que son los futuros posibles usuarios del tabaco.

    Para ello el Centro realizó un vídeo dirigido a los jóvenes que, además de incidir en el mensaje clásico de que el tabaco mata, mostraba otros aspectos más sociales del hábito tabáquico: el tabaco hace que huelas mal, que respires con dificultad, incluso que en un futuro necesites usar oxígeno, y que tengas problemas, ya seas chico o chica,  para conseguir un embarazo.

    Cambiamos humo por burbujas de aire