El Dr. García-Pavía, cardiólogo de Puerta de Hierro, premiado por la Fundación Pfizer

El Dr. Pablo García Pavía, director de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y cardiopatías familiares del Hospital Puerta de Hierro, ha recibido el premio de Innovación Científica para Jóvenes Investigadores 2018 de la Fundación Pfizer en la categoría de investigación clínica. Estos galardones, que se vienen celebrando desde el año 2000 ininterrumpidamente y buscan premiar los avances científicos en el ámbito de las ciencias de la salud y constan de dos categorías: ‘investigación básica’ e ‘investigación clínica’, cada una de ellas dotada con 10.000 euros.

Entrega Premio
27 noviembre 2019

El galardón que ha recaído en Pablo García Pavía, director de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Cardiopatías Familiares del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, refiere a una investigación publicada en el Journal of the American College of Cardiology, en la que se identifican, por primera vez, los factores genéticos predisponentes en pacientes con miocardiopatía dilatada (MCD), asociada al excesivo consumo de alcohol. Su trabajo muestra que el efecto combinado del exceso del consumo de alcohol más el condicionante genético provoca una expresión peor de la enfermedad que sí se cuenta con ambos factores por separado. La MCD es la causa más frecuente de insuficiencia cardiaca en jóvenes y es la primera causa de trasplante cardiaco en el mundo.

En la categoría de ‘investigación básica’, el premiado ha sido Alberto Parras, investigador del Centro de Investigación Biomédica Severo Ochoa, por un trabajo de biología molecular publicado en Nature que muestra como la proteína CPEB4 es capaz de regular la expresión de la mayoría de genes asociados al trastorno del espectro autista (TEA).

Los Premios de Innovación Científica para Jóvenes Investigadores constituyen el máximo reconocimiento que la Fundación Pfizer otorga a los investigadores que dedican su esfuerzo a la búsqueda de soluciones innovadoras a favor de la salud. En este sentido, los dos investigadores coinciden en destacar que el premio constituye un espaldarazo a su actividad y favorece el acercamiento la ciencia a todos los ciudadanos.

Sobre el trabajo premiado

El trabajo de investigación clínica por el que ha sido premiado Pablo García Pavía muestra, por primera vez, que la miocardiopatía dilatada asociada a tóxicos tiene un componente de susceptibilidad genética, concretamente por la alteración de uno de los genes que se expresan en la estructura del corazón. “En este estudio constatamos que un grupo relevante de pacientes con MCD atribuida al consumo excesivo de alcohol contaba con alteraciones genéticas y por lo tanto, se benefician de la realización de un estudio genético a ellos y sus familiares, hasta ahora no ofrecido porque se creía que su enfermedad tenía su origen en el alcoholismo”, ha detallado.

Estos resultados tienen una aplicación inmediata en la práctica clínica y, según explica García Pavía, “abre la puerta a considerar las enfermedades tóxicas cardiacas como enfermedades que resultan de la interacción de genes y ambiente. A raíz de nuestros resultados parece indicado realizar estudios genéticos a los pacientes con MCD por alcohol ya que la identificación de una alteración genética que puede dar daño cardiaco puede ser útil para sus familiares”, ha añadido.

Uno de los aspectos más destacados de esta investigación es que se ha realizado en red, sumando el trabajo de varios centros bajo la coordinación del grupo que lideraba García Pavía. “Investigar en red permite tener acceso a un mayor número de pacientes. En nuestro caso, al investigar de forma colaborativa con varios centros españoles, hemos conseguido estudiar al grupo más extenso reunido hasta la fecha de pacientes con miocardiopatía dilatada por alcohol y, a la vez, hemos tenido acceso a una cohorte muy extensa de individuos con MCD no relacionada con el alcohol y a un grupo de individuos sanos “control” que fueron reclutados en el Reino Unido”, ha descrito el investigador.