Arquitectos de Madrid: Ventura Rodríguez

El s. XVIII es un momento especialmente productivo para la arquitectura madrileña, que recibirá las corrientes europeas de la mano de autores llamados a la corte por la monarquía borbónica. Si Sabatini o Juvarra representaban la vertiente italiana y Marquet la francesa, Ventura Rodríguez supo aunar esas influencias con la tradición barroca española. 

Levantado sobre los restos del edificio de las Dos Torres, destaca en la arquitectura clasicista barroca. Los jardines, imprescindibles en la vida de corte durante el XVIII, y una capilla, cubierta por una impresionante bóveda, completan el conjunto. De la residencia se conservan también espacios industriales, como la almazara, los lagares y las cocinas. 

En arquitectura religiosa, además de obras en Ávila, Zaragoza o Toledo, en Madrid hay que destacar la iglesia del Monasterio de la Encarnación y la iglesia de San Marcos. A estas obras se suman un sinfín de proyectos, religiosos y civiles, que no llegaron a construirse, desde San Francisco el Grande a la Puerta de Alcalá, o desaparecidos: un incendio durante la Guerra Civil destruyó parte de la capilla de San Isidro.

 

Para la exposición ‘Ventura Rodríguez, arquitecto de la Ilustración’, se realizó una recreación audiovisual de uno de esos proyectos imaginarios: el que presenta a la Accademia di San Luca de Roma en agradecimiento por haber sido nombrado académico emérito:

recreacion_del_proyecto_de_ventura_rodriguez_de_la_accademia_di_san_luca